Nuevas recetas

Las mejores recetas de queso cheddar

Las mejores recetas de queso cheddar

Recetas de queso cheddar mejor valoradas

Si tiene Cheddar Bay Biscuit Mix de Red Lobster, puede reutilizarlo para hacer gofres para el mejor brunch de todos los tiempos. Estos waffles con queso y sazonados serán una excelente base para pollo y waffles. Esta receta es cortesía de Red Lobster.

Lleve estos mini panes de carne a un picnic y sírvalos con pan de maíz. Consejo del chef: Use su tipo de queso cheddar favorito para esta receta Receta cortesía de Perdue

Esta receta utiliza una mezcla de condimentos para macarrones con queso cheddar blanco para aportar los sabores fuertes sin usar queso, lo que significa que tampoco se tritura. Es una excelente opción para cenas rápidas y económicas. Receta cortesía de McCormick.

Este sabroso brunch horneado será uno de los favoritos de los fanáticos, ya sea en una mañana relajada o en un brunch preparado. Receta cortesía de Phil's Fresh Eggs.

Estos muffins están rellenos con tus ingredientes favoritos para el desayuno. Receta cortesía del increíble huevo.

¿Necesita el aperitivo perfecto para servir en su fiesta de Halloween o Acción de Gracias? Prueba esta receta de bolas de queso en forma de calabazas con pretzels y hojas de perejil que actúan como tallos y hojas. Receta cortesía de Betty Crocker

Convierta la papilla favorita de Estados Unidos en una guarnición decadente que se adapta a cualquier ocasión. Este plato de patatas gratinadas es una mezcla cremosa y sedosa de salvia, queso cheddar y patatas en rodajas. Cortesía de McCormick

No hay nada como unas galletas caseras para llevar tu brunch al siguiente nivel. Puede hacerlos en menos de 30 minutos y se sorprenderá de lo sabrosos que son. Es mejor usar un queso cheddar fuerte con esta receta.

Esta receta fue creada como resultado de una pequeña competencia saludable en la cocina, donde mi mamá argumentó que nuestra receta original de pastel de tomate estaba probada y era cierta, y pensé que le vendría bien un poco de mejora. Al final, ambos pasteles de tomate estaban deliciosos, pero ciertamente no me decepcionó haber ideado la receta para este.Haga clic aquí para ver Tomates verdes para todos.

El pan de maíz es un alimento básico del sur, pero al agregar tocino y queso cheddar, seguramente complacerá a cualquier multitud. El secreto de cualquier buen pan de maíz es la harina de maíz fresca. Puede agregar fácilmente harina de maíz comprada en la tienda a esta receta, pero el sabor mejora dramáticamente con la harina de maíz que es fresca y no contiene conservantes. La harina de maíz conserva la frescura al igual que una mazorca de maíz normal, por lo que cuanto más tiempo haya estado en el estante, menos tendrá el pan de maíz ese sabor distintivo. Pruebe un tendero orgánico local o, para obtener la mejor calidad, pruebe un lugar como Anson Mills que muele su maíz y lo envía el mismo día.

Agregar tocino y queso cheddar a su pan de maíz, y usar Country Crock para mantener el pan rico y húmedo, agrega algo especial a un alimento básico estadounidense.

Bueno, no hay nada más fácil que esto. Rosbif y Cheddar son una combinación clásica. Supongo que podría llamar a esto una versión saludable, ya que usa pan integral y brotes. Siéntase libre de sustituir las verduras que desee. Vea todas las recetas de sándwiches.


Bollos de cebollino y queso cheddar con tocino

Por lo general, pensamos en los bollos como dulces, no salados. Pero estos ricos y tiernos bollos están llenos de trozos de queso cheddar y tocino cortado en cubitos, y acentuados con cebollino fresco. Sírvelos con sopa o ensalada para una comida satisfactoria.

Ingredientes

  • 2 tazas (240 g) de harina para todo uso sin blanquear King Arthur o 2 tazas (227 g) de mezcla de harina de repostería
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharada (14 g) de levadura en polvo
  • 2 cucharaditas de azúcar.
  • 4 cucharadas (57 g) de mantequilla fría
  • 1 taza (113 g) de queso cheddar rallado o cortado en cubitos muy gruesos
  • 1/3 taza (aproximadamente 14 g) de cebolletas frescas cortadas en tiras o 1/3 taza (21 g) de cebolletas finamente picadas (la parte verde)
  • 1/2 libra (227 g) de tocino, cocido, enfriado y desmenuzado (aproximadamente 1 taza)
  • 3/4 taza + 2 cucharadas (198 g) de crema espesa o crema batida, o lo suficiente para hacer que la masa esté cohesiva

Instrucciones

Precaliente el horno a 425 ° F con una rejilla en el tercio medio o superior. Engrase ligeramente una bandeja para hornear o cúbrala con pergamino.

Batir la harina, la sal, el polvo de hornear y el azúcar. Incorpora la mantequilla a la harina hasta que la mezcla se desmorone de manera desigual y quede parte de la mantequilla en trozos más grandes.

Mezcle el queso, las cebolletas y el tocino hasta que se distribuyan uniformemente.

Agregue 3/4 de taza de la crema, revolviendo para combinar. Intente apretar la masa si se desmorona y no se junta, o si quedan migas en el fondo del tazón, agregue crema hasta que la masa se una. Transfiera la masa peluda a una superficie de trabajo bien enharinada.

Da un paso más

Tómate un descanso de los aburridos desayunos

Aplasta la masa hasta formar un disco liso de 7 "de aproximadamente 3/4" de grosor. Transfiera el disco a la bandeja para hornear preparada. Use un cuchillo o un cuchillo de banco para cortar el disco en 8 cuñas, separando un poco las cuñas en la sartén.

Cepille los bollos con un poco de crema, esto ayudará a que su corteza se dore.

Hornea los bollos en el tercio medio o superior del horno durante 22 a 24 minutos, hasta que estén dorados. Sácalos del horno y déjalos enfriar en la sartén. Sirva caliente oa temperatura ambiente.

Refrigere los bollos sobrantes, bien envueltos, durante varios días, vuelva a calentar antes de servir. Congele para un almacenamiento más prolongado.

Consejos de nuestros panaderos

¿Busca una versión sin gluten de esta receta? Encuéntrelo aquí: Bollos de tocino, queso cheddar y cebollino sin gluten.

Haga mini-bollos: Divida la masa por la mitad y enrolle cada mitad en una ronda de 5 ". Corte cada ronda en 8 gajos. Hornee en un horno precalentado a 425 ° F hasta que estén doradas, de 18 a 20 minutos o durante aproximadamente 25 minutos si congelado.

Para obtener un sabor ligeramente ácido, intente agregar masa madre de desecho (o alimentado) a estos bollos. Utilice los siguientes ingredientes:

  • 1 taza generosa (127 g) de harina para todo uso sin blanquear King Arthur
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharada (14 g) de levadura en polvo
  • 2 cucharaditas de azúcar.
  • 4 cucharadas (57 g) de mantequilla fría
  • 1 taza (113 g) de queso cheddar rallado o cortado en cubitos
  • 1/3 taza (aproximadamente 14 g) de cebolletas frescas cortadas en tiras o 1/3 taza (21 g) de cebolletas finamente picadas (la parte verde)
  • 1/2 libra (227 g) de tocino, cocido, enfriado y desmenuzado (aproximadamente 1 taza, 93 g)
  • 1 taza (227 g) de masa madre, madura o desechar
  • generosa 1/3 taza (85 g) de crema espesa o batida, o lo suficiente para hacer que la masa esté cohesiva

Siga las instrucciones de la receta anteriores, agregando el entrante después del tocino y las cebolletas y antes de la crema.


Receta para hacer queso cheddar

Adéntrate en el mundo del Cheddar con esta maravillosa receta que llevamos años perfeccionando.

Además de hacer su propio queso cheddar, aprenderá por qué hay tantas variedades diferentes en todo el mundo y comprenderá la historia de este fantástico queso.

Como probamos mucho queso cheddar e hicimos muchas variaciones, podemos darle nuestra receta favorita. Es el que hacemos nosotros mismos y el que hace Jim cuando asistes a nuestros 201 talleres.

  • Rendimiento 3 libras
  • Tiempo de envejecimiento 3+ meses
  • Nivel de habilidad intermedio
  • Autor Jim Wallace

Ingredientes

  • 3 galones de leche (no ultrapasteurizada): si usa leche cruda, reduzca el cultivo en un 25-40%
  • 1 paquete de cultivo mesófilo C101
  • 3 ml (un poco más de 1/2 cucharadita) de cuajo líquido de concentración única
  • Sal
  • 1/2 cucharadita (2,5 ml) de cloruro de calcio (para leche pasteurizada)

Cultivo iniciador mesófilo

Este cultivo mesófilo se utiliza para hacer una variedad de quesos duros a temperatura moderada, incluidos Cheddar, Monterey Jack, Stilton, Edam, Gouda, Muenster, Blue y Colby. Se incluyen cinco paquetes individuales.

Cuajo animal líquido

Este cuajo animal líquido de concentración única es la forma de cuajo de más alta calidad disponible en el mercado de los EE. UU. Actualmente y no es OGM. El cuajo líquido es fácil de medir y agregar.

Sal de queso

Esta sal de queso se absorbe fácilmente y no contiene yodo. El yodo matará las bacterias lácticas en el proceso de envejecimiento. Las bacterias lácticas son importantes para el envejecimiento adecuado del queso. La sal de queso no se disuelve demasiado.

Cloruro de calcio

El cloruro de calcio ayudará a que la leche comprada en la tienda, la leche cruda almacenada en frío y la leche de cabra produzcan una cuajada más firme. Una cuajada más firme es más fácil de cortar y produce un mayor rendimiento.

Equipo

  • Buen termómetro
  • Cuchillo para cortar cuajada
  • Cuchara o cucharón para revolver la cuajada
  • Colador grande
  • Molde para queso semiduro
  • Mantequilla Muselina
  • Prensa o Pesas de Queso
  • Cera de queso o tela para envejecer
  • Cepillo para depilación

Termómetro Tel-Tru

Este termómetro Tel-Tru, fabricado en EE. UU., De acero inoxidable de la más alta calidad, es preciso y fácil de usar. Completo con un clip de olla resistente y un dial grande de dos pulgadas, verificando el.

Cuchillo para cuajada 14 "

Este cuchillo para cuajada es fundamental en el proceso de elaboración del queso. Con una hoja larga de 14 ", es fácil cortar la cuajada de manera uniforme, por lo que el suero puede expulsar. No tiene bordes afilados.

Skimmer de acero inoxidable

Este skimmer de acero inoxidable es un elemento básico para todos los queseros. El diseño ranurado permite que el suero se drene de la cuajada, a medida que se extraen de la olla y se colocan en el drenaje.

Molde para queso duro Deluxe (mediano)

Este molde para queso de dureza media es resistente y está hecho para durar. Es el tamaño perfecto para hacer un lote de 2-4 galones de queso duro, funcionará con cualquiera de.

Mantequilla Muselina

La muselina de mantequilla se utiliza para escurrir queso blando, yogur y otros productos lácteos. Esta tela duradera es 100% algodón, se puede reutilizar y se puede lavar a máquina. Este es un alimento básico para todos los quesos.

Prensa de queso

$235.95

Esta prensa de queso se fabrica con orgullo en los EE. UU. Y está construida para durar toda la vida. Fácil de usar y de cuidar, es una maravillosa inversión para cualquier quesero. Construido.

Cera de Queso Transparente

Cheese Wax está especialmente elaborado para recubrir quesos. Ayuda a prevenir el crecimiento de moho no deseado y retiene la humedad mientras el queso se añeja. Esta cera es suave y maleable, a diferencia de la parafina pura.

Cepillo de cera de queso

Este cepillo de cera para queso tiene un mango de 6 "con cerdas de jabalí naturales de 2" de ancho. Este es un gran pincel para aplicar cera al queso casero, antes de añejarlo.

Receta de queso cheddar

Por lo general, hago este queso con 6 galones de leche cruda porque el tamaño más grande tiende a madurar de manera más efectiva, al tiempo que reduce la cantidad de pérdida de humedad, debido a una mejor relación entre la masa y el área de superficie. Sin embargo, para el quesero casero, este volumen de leche puede ser mucho para trabajar. Por lo tanto, a continuación proporciono una receta de 3 galones con leche pasteurizada de buena calidad.

Sin embargo, las imágenes con la guía a continuación serán para el queso más grande y debería poder aumentar el tamaño a un lote de 6 galones duplicando el cuajo y el cultivo.

Calentar y acidificar la leche

Comience calentando la leche a 86F. Un baño de agua con una olla en el fregadero será la forma más estable de hacerlo. Puede agregar un poco de agua hirviendo de su tetera para asegurarse de que el baño de agua permanezca a temperatura. Puedes calentar la leche directamente en el fregadero si usas un par de cambios de agua MUY caliente.

Si haces esto en una olla en la estufa, asegúrate de calentar la leche lentamente y revuélvela bien mientras se calienta.

Como puede ver en la imagen aquí, uso una olla dentro de una olla más grande y un quemador debajo para controlar la temperatura de mi baño de agua. Los termómetros tanto en la leche como en el baño de agua ayudarán a controlar las temperaturas.

Una vez que la leche está a 86 ° F, se puede agregar el cultivo. Para evitar que el polvo se apelmace y se hunda en grumos, espolvoree el polvo sobre la superficie de la leche y luego espere unos 2 minutos para que el polvo se rehidrate antes de agregarlo.

La leche ahora debe mantenerse a esta temperatura objetivo durante 90 minutos para permitir que el cultivo comience a funcionar. Al principio será muy lento, pero pronto entrará en una velocidad más rápida de conversión de lactosa en ácido láctico.

Coagular con cuajo

Una vez que la leche y el cultivo hayan madurado, agregue aproximadamente 3/4 de cucharadita de cuajo líquido de concentración única.

Luego, la leche debe permanecer en reposo durante 45 minutos mientras el cultivo funciona y el cuajo coagula la cuajada. Debe tener en cuenta que la leche comienza a espesarse aproximadamente a los 18 minutos (entre 15 y 20 minutos es un rango en el que debe trabajar).

Debería poder ver este cambio presionando la superficie de la leche y notando un cambio en la tensión. Sin embargo no cortar todavía. La leche debe permanecer en reposo durante 45 minutos completos. Necesita el resto de este tiempo para reafirmar bien y hacer una buena cuajada antes de cortar.

La masa térmica de esta leche debe mantenerla caliente durante este período. No caliente la leche durante este tiempo porque necesita reposar sin tocarla.

Cuando la leche se haya convertido en una cuajada sólida que esté lista para cortar, debería poder probar y ver una simple rotura limpia como se muestra arriba.

Cortar cuajada y soltar suero de leche

El siguiente paso será cortar la cuajada en trozos de 1 / 2-3 / 4 de pulgada, dependiendo de la humedad que desee en el queso final. Cuanto más pequeña sea la cuajada, más seco estará el queso y más tardará en madurar. Haga los cortes primero haciendo cortes verticales en dos direcciones en ángulo recto con un cuchillo largo y luego usando un cucharón plano cortado horizontalmente. Trate de no romper la cuajada demasiado pequeña mientras hace esto.

Una vez que la cuajada se haya cortado lo más cerca posible de su tamaño objetivo (se encogerán a medida que se cocinan) déjelas reposar durante unos 5 minutos, sin revolver, mientras la superficie se endurece un poco.

El siguiente paso será comenzar a remover LENTAMENTE durante unos 10-15 minutos, la cuajada aún está muy frágil. Lleve la cuajada a 86F en este momento si se han enfriado. Esto es para reafirmar la cuajada lo suficientemente bien como para mantenerla intacta durante la fase de escaldado, o fase de cocción, que viene a continuación.

Cocinar cuajada

Ahora es el momento de empezar a secar la cuajada. Esto se hará aumentando el calor lentamente a 102 ° F. El calor debe aumentarse lentamente a aproximadamente 3-5F cada 5 minutos al principio. El tiempo total de cocción será de unos 30 minutos.

Luego revuelva otros 30-60 minutos, hasta que la cuajada esté firme. Esto puede extenderse si la cuajada aún está blanda.

La cuajada final debe cocinarse bien y examinarse para asegurarse de que se haya eliminado suficiente humedad. Una cuajada rota debe ser firme en todo momento y la cuajada debe tener una resistencia moderada cuando se presiona entre los dedos.

Si la cuajada no está lo suficientemente seca, llevará la humedad que contiene lactosa hacia la etapa de prensado y envejecimiento. Esto se verá como quesos con fugas, a medida que el ácido continúa desarrollándose, y un queso con un sabor muy ácido y tiza. Una prueba simple que siempre muestro en mis clases de taller aquí es la 'Prueba de agarre'. Se recoge una pequeña mano llena de queso y se presiona firmemente en la mano para consolidar la cuajada. Luego, con una presión moderada del pulgar, deberían separarse fácilmente. Si tienden a pegarse o pegarse, revuelva un poco más.

Cuando la cuajada parezca lo suficientemente seca, se puede permitir que se asienten debajo del suero durante unos minutos, luego comience a eliminar el suero hasta una distancia de 1 a 2 pulgadas por encima de la masa de la cuajada.

Drenaje y queso cheddaring

Mi proceso aquí implica el uso de dos cacerolas, una con agujeros y la otra sin, para que la transferencia inicial de cuajada sea con cuajada y suero suficiente para cubrirlas. Forro la sartén con agujeros con un paño escurridor y coloco esa sartén dentro de la que no tiene agujeros (ver las fotos). Si está utilizando un colador para el drenaje, simplemente colóquelo en otra olla más grande.

Cuando la cuajada se transfiera junto con el suero residual a la bandeja de drenaje, la cuajada debe cubrirse completamente con el suero. Esta disposición permite una agitación completa para asegurarse de que se rompan los grumos y se permita que la cuajada flote debajo del suero en su forma más compacta. Este paso minimizará cualquier agujero mecánico en el lecho de cuajada. Este paso debe tomar alrededor de 10 a 15 minutos, luego el paño debe doblarse y apretarse alrededor de la cuajada y se puede drenar todo el suero.

Este es el comienzo de la fase de cheddar, pero el queso en este punto no ha desarrollado su ácido final. Deberá mantenerse caliente (85-90F) y girar a intervalos de 15-30 minutos durante las próximas 2-3 horas. La cantidad de tiempo real depende del drenaje y el desarrollo de ácido. Durante este tiempo, se drenará más suero y el sabor del suero cambiará de ligeramente dulce como en la leche, a un sabor muy neutro e incluso ligeramente ácido, pero evite desarrollar demasiado ácido. Después de aproximadamente 1 hora, corte la masa de cuajada por la mitad y apile las dos mitades con el paño de drenaje separándolas. También agrego una tabla encima de la cuajada de drenaje con aproximadamente 8 libras de peso. Esto emulará la masa de planchón más grande de los productores más grandes.

Durante este tiempo, la cuajada comenzará a cambiar de forma debido a cambios en la estructura de la proteína. Está bastante relacionado con lo que también ocurre en la fase de estiramiento de la mozzarella. A medida que la cuajada caliente se vuelve más ácida durante el queso cheddar, el suero drenante lava el calcio (responsable de unir las proteínas) de la cuajada, dejando un enlace más débil entre las proteínas. Notarás que la cuajada al comienzo del proceso de cheddaring era mucho más cúbica o redonda, pero si rasgas las losas al final, quedarán mucho más alargadas y las losas se habrán aplanado considerablemente. Todo esto es una gran parte de lo que se trata el queso cheddar.

Molienda y salazón cuajada

En este punto, tendrá la cuajada final lista para presionar, PERO otro aspecto único del Cheddar es que la sequedad y el ácido han alcanzado cerca del nivel deseado y no se debe permitir que continúen. Si confía en salmuera o salazón en seco la superficie del queso, el ácido continuaría aumentando causando un queso muy húmedo y ácido.

Si en este punto la cuajada está demasiado húmeda, la lactosa residual aún puede ser suficiente para desencadenar una fermentación tardía y dar como resultado una fuga de queso y un queso final muy ácido y calcáreo.

Si la cuajada está demasiado seca, será difícil de consolidar y tardará mucho más en envejecer.

La masa de cuajada se rompe en trozos pequeños del tamaño del pulgar al tamaño de una nuez, y luego se agrega sal a una proporción del 2% de sal de queso al peso de la cuajada fresca.

Si la cuajada pesa 3 libras (48 oz), el 2% sería .96 oz de sal.

Aproximadamente el 0,5% se lavará a medida que la sal extraiga la humedad de la cuajada, dejando aproximadamente un 1,5% en el queso terminado. Para evitar que la sal endurezca la superficie de la cuajada y, por lo tanto, limite la expulsión de humedad, agregue sal en 3 etapas durante 15 a 20 minutos para permitir que cada adición extraiga el suero y forme su propia salmuera.

Formado y prensado de amplificador

Una vez que se haya salado la cuajada, forre la forma con un paño de prensa desinfectado y empaque la cuajada firmemente en el molde.

Para el prensado, debemos comenzar muy ligero y aumentar lentamente el peso de la prensa hasta un nivel moderado:

  • 1 hora a 20 libras
  • 1 hora a 20 libras
  • 4 horas a 40 libras
  • 24 horas a 50-75 libras (dependiendo de qué tan bien esté funcionando la consolidación)

El queso debe retirarse de la prensa, desenvolverse, voltearse, volver a envolverse y volver a colocarse en la prensa en los intervalos anteriores, para asegurar una consolidación uniforme.

El prensado no resolverá los problemas de una cuajada demasiado húmeda. Durante esta fase, solo se liberará la humedad libre no unida.

La cantidad de suero que se escurre es simplemente una cuestión de gotas y no una corriente de suero que se libera. Esta es una buena tasa de eliminación del suero durante el prensado y se ralentizará aún más a medida que se libera la humedad libre residual. La forma debe mostrar lágrimas de suero que salen de la forma muy lentamente. Cuando esto se detenga, puede aumentar ligeramente el peso. En cada vuelta notarás que el queso ha formado una superficie más lisa y descansa más abajo en el molde.

Si al final del ciclo de prensa, la cuajada no está completamente consolidada, regrese a la prensa por más tiempo y agregue un poco más de peso de prensa.

Si aún no se ha consolidado después del prensado, la cuajada de queso estaba demasiado seca. En el siguiente lote, revuelva menos, quizás por menos tiempo. Además, si cortas la cuajada más grande, obtendrás un queso más húmedo.

Prepárate para envejecer

Con el queso cheddar bien prensado tienes dos opciones, encerado o encuadernado en tela. Debido a la sequedad de la cuajada en el moldeado, una corteza natural fallará ya que es probable que la superficie desarrolle grietas a medida que los límites de la cuajada se deshidratan.

El queso se puede secar durante unos días y luego encerar. Todos nuestros detalles para esto están en nuestra página de depilación con cera.

  • Movimiento limitado a través de la superficie encerada.
  • Desordenado para aplicar y limpiar.
  • Requiere atención constante a la temperatura, ya que la cera puede alcanzar fácilmente su punto de inflamación si se deja desatendida.

Envolver en tela

Esta es la forma más tradicional de mantener la superficie de un queso cheddar. Este sigue siendo el método utilizado para los Cheddars "" West Country "", así como para muchos de los Cheddars encuadernados en tela más nuevos en Estados Unidos.

  • Esta cubierta proporciona un soporte fino para la superficie, pero permite que la humedad y el gas pasen según sea necesario.
  • El queso final tiende a ser mucho más complejo tanto en aroma como en sabor.
  • Una vez que se aplica el paño, el queso está protegido y una superficie de molde natural se suma a la protección y complejidad, y se requiere poca atención al envejecimiento.
  • Cuando está completamente maduro, el moho se puede cepillar, se quita el paño y se revela una corteza perfectamente limpia.

El paño se aplica con la ayuda de manteca a modo de aglutinante. La tela se empapa en manteca, se estira y se aplica a la superficie, y luego se presiona durante 24 horas para incrustar la tela directamente en la superficie.

Sé que muchos se quejarán ante la idea de la manteca de cerdo, pero no hay necesidad de usar ese bloque blanco de la tienda. Es muy fácil obtener un trozo de grasa del lomo y calentarlo para hacer tu propia manteca. Se puede conservar refrigerada durante bastante tiempo.

Todos los detalles para aplicar la encuadernación de tela están en nuestra página Vendajes Cheddar.

Envejecimiento

El queso ahora está listo para colocarse en su espacio de envejecimiento a 52-56F y 80-85% de humedad.

El único mantenimiento que se requiere es darle la vuelta al queso cada semana para mantener la humedad uniforme.

El queso encerado debe permanecer libre de moho si se hace correctamente y completamente sellado.

El queso vendado desarrollará una hermosa superficie de moho gris-blanco-azul de forma natural con el tiempo. Esto actúa como un filtro para lo que va y viene y puede dejarse solo, además de girar ocasionalmente.

Es posible que desee mantenerlo separado de otros quesos que están desarrollando cortezas naturales seleccionadas, pero yo añejo el mío con mis otros quesos de corteza natural. No hay problema.

Envejezca durante 3-9 meses (o más) dependiendo de la humedad del queso. Cuanto más seco esté el queso, más tiempo puede envejecer y más complejo se vuelve.

Nuestra receta favorita de queso cheddar

En todo el mundo, siempre parece haber alguna forma de Cheddar disponible, por lo que todos deberíamos conocer el Cheddar, pero ¿verdad?

Inglés, canadiense, Vermont, Nueva York, Wisconsin, California, Nueva Zelanda, encontramos que todos son bastante diferentes.

en esta receta veremos por qué son tan diferentes y nos sumergiremos en la extensa historia del queso cheddar.

Entonces, ¿cómo elegí qué métodos compartir con ustedes? Bastante simple, ya que probé mucho queso cheddar en mi tiempo aquí, y he hecho muchas variaciones, les daré la pauta de Cheddar que más me gusta. El que hago para mí y el que haremos si vienes a mis talleres aquí.

Y hacer lo que te gusta es la mejor razón para hacer tu propio queso.

Diferentes variedades de queso cheddar

El queso cheddar viene en muchos colores, texturas y grados de humedad. Algunos de ellos son simplemente comida reconfortante, mientras que otros realmente te hacen ponerte de pie y prestar atención. NO HAY DESIGNACIÓN para lo que debería ser el Cheddar, por lo que en todo el mundo hay muchos quesos que responden al nombre de "Cheddar". Bienvenido a las variaciones de Cheddar.

Tenemos el maravilloso cheddar encuadernado en tela "West Country", que probablemente sea el más cercano al Cheddar original.

También están las variedades de naranja y blanca que parecen estar ligadas a regiones específicas, todas con diferentes niveles de humedad, textura y sabor.

En todo el mundo, las muchas variaciones de cada región tienden a mostrar sus propias características.

  • Wisconsin: más dulce y cremoso
  • Vermont: queso cheddar ácido, algo amargo y fuerte.
  • Cheddar encuadernado en tela: refleja el queso cheddar tradicional al estilo inglés. Más complejo y un poco más suave. La tela permite obtener un queso más abierto al entorno de la cueva y, por tanto, más complejo. Recuerdo haber probado 2 quesos tomados de la misma tina y añejados como Block vs Bandaged. La complejidad del Cheddar envejecido en bloque era mucho menor que la del Cheddar vendado debido a sus superficies cerradas.

La historia del queso cheddar

Primeros días

La elaboración de queso en Gran Bretaña se remonta a la época de los celtas. Los registros de queso cheddar se remontan al siglo XII. El nombre Cheddar proviene de la palabra en inglés antiguo ceodor, que significa cavidad o bolsa oscura y profunda. Como la mayoría de los demás quesos, el Cheddar evolucionó desde la necesidad de conservar la leche muy perecedera, desde tiempos de abundancia hasta los de escasez. Se cree en gran parte que los romanos que ocuparon Francia, y luego en el actual Reino Unido y Somerset, trajeron consigo el oficio de hacer queso.

El Cheddar temprano se produjo originalmente únicamente en las granjas (principalmente por la esposa del granjero, pero esa es otra historia) centradas en la región de Somerset en el suroeste de Gran Bretaña.

El cheddar originalmente formaba parte de un grupo más grande de quesos más pequeños destinados al consumo local y todos caracterizados por su ubicación y la calidad de la leche. La producción se centró en la ciudad de Cheddar y su famoso desfiladero plagado de cuevas, que pueden haber sido utilizadas para el envejecimiento.

El cheddar era el más famoso de estos quesos, y los registros muestran que gran parte de él se compraba y pagaba incluso antes de ordeñar las vacas.

La mayor parte de esto fue a las Cortes Reales, y en ocasiones Cheddar era inalcanzable a menos que estuvieras asociado con los "Reales".

No fue hasta bien entrado el siglo XVII que la tecnología de transporte mejoró a través de muchos canales y sistemas fluviales, así como también se mejoraron las carreteras de los carromatos. Esto ayudó a trasladar el queso a las ciudades de mercado y áreas más urbanas, especialmente al mercado en crecimiento en las ciudades más grandes como Londres. Para entonces, la ruptura de las granjas señoriales y los efectos de la revolución industrial eran factores importantes en la migración y el crecimiento de la población en estos grandes centros urbanos. Finalmente, en la década de 1700, cuando el ferrocarril mejoró el transporte, esta dinámica de población y las áreas urbanas en crecimiento comenzaron a forzar cambios en la elaboración del queso. Era evidente la necesidad de que los quesos más secos sufrieran un envejecimiento más prolongado y la necesidad de quesos más grandes y resistentes para resistir los viajes y el almacenamiento. Los quesos anteriores estaban demasiado húmedos y no podían soportar el tiempo de mercado más largo de varios meses, simplemente serían demasiado difíciles de manipular y sufrirían durante los largos retrasos en el transporte y el mercado. Los quesos simplemente se pudrirían o se desmoronarían durante el ciclo más largo. La disminución de la población en el campo hizo que fuera absolutamente necesario cambiar la forma en que se elaboraba el queso.

A medida que los mercados mejoraron y la población aumentó, hubo una mayor necesidad de aumentar la producción de queso para estos mercados en crecimiento. Por supuesto, esto significaba que también existía la necesidad de rebaños más grandes y una producción más eficiente en el país del queso. Para Cheddar, estos cambios se produjeron rápidamente. Uno de los cambios más importantes fue hacer quesos mucho más grandes, pero estos debían secarse para evitar la descomposición interna. Inicialmente, se resolvió escaldando la masa de cuajada con suero caliente, en un recipiente de drenaje separado, y esto se convirtió en lo que ahora se conoce como la etapa de "cheddaring". Este proceso se actualizaría mucho a mediados del siglo XIX.

A medida que estos cambios se afianzaron en Gran Bretaña, la emigración a las nuevas colonias en Estados Unidos y Canadá también incluyó a los productores de queso de Gran Bretaña. El queso estilo cheddar ya se estaba haciendo en Estados Unidos.

Cambios en el período industrializado del siglo XIX.

No fue hasta mediados del siglo XIX que el queso cheddar adquirió su carácter estandarizado actual. Hasta ese momento, la producción de queso cheddar más pequeña era bastante variada, con una amplia gama de calidades, desde queso totalmente por debajo del estándar (alta humedad con envejecimiento limitado, desarrollo de gases, fermentos y gases no limpios, así como gusanos, ¡mmm!) Hasta los quesos especiales más limpios y de alta calidad, reservados a la realeza.

Fue a mediados del siglo XIX cuando Joseph Harding trajo nuevos estándares de saneamiento. Hasta entonces, muchos quesos eran de baja calidad por falta de saneamiento y fermentación estandarizada. Los queseros de Norteamérica y Escocia adaptaron los métodos más nuevos de Harding. También fueron sus hijos quienes introdujeron el cheddar estandarizado más nuevo en Australia y Nueva Zelanda. Harding definió el nuevo carácter del queso como "de textura compacta y firme, pero de carácter suave o de calidad, es rico con tendencia a derretirse en la boca, el sabor pleno y fino, se acerca al de una avellana".

Salazón de la cuajada y queso cheddar

Los nuevos métodos de Harding también introdujeron la salazón de la cuajada antes del moldeado, así como una modificación del proceso de cheddar. En su modificación, la cuajada se cocinó en la misma tina en la que se coaguló, luego se transfirió a una mesa separada donde se escurrieron y se cortaron en grandes bloques, luego se apilaron a medida que continuaban desarrollando ácido. Luego se trituraron en trozos más pequeños y se salaron directamente antes de formarlos y prensarlos. Este es el proceso de queso cheddar como lo conocemos hoy. *** NOTA: Estos pasos de desbaste y rotura de la cuajada, y salazón antes de formar, ya se llevaban a cabo durante mucho tiempo antes de que se utilizara en la región de Cheddar en las montañas del centro de Francia en la región de Salers y Cantel. , como todavía lo es hoy. Sin embargo, de una manera ligeramente diferente.

La fábrica de queso cheddar americano

También fue en esta misma época (1851) que la familia Jesse Williams, en el norte del estado de Nueva York, desarrolló la primera fábrica de queso de producción en Estados Unidos (parece que había llegado el momento de los Cheddar). Este fue el punto en el que la leche comenzó a obtenerse de muchas granjas y elaborada por una cooperativa de productores de queso capacitados. Este fue también el punto en el que los hombres sustituyeron a las mujeres.

No hace falta decir que esto resultó ser un gran salto en la producción de queso, pero finalmente se convirtió en la ruina del queso hecho a mano en Estados Unidos. En menos de cien años, los pequeños productores de queso de granja prácticamente desaparecieron, y esta fue también la dirección del Cheddar británico.

Mientras James L Kraft creció en una granja lechera en Ontario, se mudó a Chicago y desde allí conocemos el resto. Ciertamente, las rebanadas Kraft no son de lo que se trata el Cheddar.

Exportación de EE. UU. Y Canadá a Gran Bretaña

A finales del siglo XIX en Gran Bretaña se produjo un rápido desarrollo de la red ferroviaria, lo que permitió el fácil transporte de productos perecederos, como la leche. Los agricultores que antes veían el queso como una forma de preservar el valor de su leche llegaron a ver la elaboración del queso como una actividad costosa y que requería mucho tiempo. El rápido tránsito de mercancías por todo el país también tuvo el efecto de ampliar la gama de quesos disponibles para los consumidores, incluidas las importaciones más baratas de queso cheddar de América del Norte. Muchos productores agrícolas no pudieron competir con estos precios más bajos y se alejaron de la elaboración de queso.

Esto, junto con el rápido crecimiento de la población de Gran Bretaña, provocó una escasez de buen queso, lo que llevó a su gobierno a reducir los aranceles. abriendo así el mercado de Cheddar a Estados Unidos y Canadá. Entre 1840 y 1861, las exportaciones de Nueva York a Gran Bretaña aumentaron de poco más de 700.000 libras a 40 millones de libras, lo que representa un aumento del 5700%. En 1913, más del 80% del queso consumido en el Reino Unido era importado.

La exportación de Cheddar de Nueva York es su propia ruina

Aquí es donde las cosas van al sur. La eficiencia de las nuevas fábricas de queso cheddar, como la mayoría de hoy, se centró en sus ganancias finales. Pronto comenzaron a producir queso de mayor humedad para un mayor rendimiento y a desnatar la crema para hacer mantequilla de mayor valor. El queso húmedo no envejeció bien, y el desnatado de la crema, por supuesto, es donde reside gran parte del sabor y la textura suave. Los británicos no tardaron en darse cuenta de los cambios realizados en el queso.

Además, las fábricas en Estados Unidos comenzaron a reemplazar esa crema robada con oleomargarina (también conocida como grasa de res) y pronto se conocieron como queso relleno. Todavía se comercializaban falsamente como queso cheddar con crema completa. Parecieron estar bien por un tiempo, pero luego la manteca se oxidó y se puso rancia. Within a few years, this trade, that provided 148 Million pounds of Cheddar in 1881, had totally collapsed. On the other hand, Canada maintained its higher quality of drier and more flavorful cheese, and continued their lucrative trade. Britain turned also to imported Cheddar from Australia and New Zealand to fill the gap. By the late 1890s, laws had already been written to right the wrongs of skimmed milk and filled Cheddars.

20th Century: The Undoing of the British Cheddar

The first half of the 20th century brought further hardship, as two world wars caused considerable disruption, both through the removal of manpower from the rural economy, and later through the introduction of rationing, which forced producers to standardize their cheese production with the 1933 creation of the Milk Marketing Board (MMB). Of the 514 farms making cheese in the Southwest of England in 1939, only 57 were still in production when the Second World War ended in 1945.

This trend towards streamlining production, and away from diversity, has continued to the present day, and much of the knowledge of cheddar-making accumulated through centuries of practice has disappeared.

Production of Cheddar cheese skyrocketed in England during WWII, not because of the good circumstances, but because of the need of English government to better stockpile their milk. The majority of milk was transformed into what was called “government cheddar” that was rationed to the people all around the country. This had an unfortunate effect of decimating local production of cheddar cheese in England, with 3,400 of cheese producers being shut down, and fewer than 100 remaining after war was over.

The 1980s and Onward with Artisan Cheese Revival

Growing up in the 1950s-70s, my world of cheese was limited to the family jokes about Dad's triple wrapped and well boxed Limburger lurking in the back of the fridge (which of course I did not appreciate then) and the annual trip to Vermont for the best Cheddar ever, with some serious age and those big white crystals (one of the biggest reasons I do what I do today). The state of cheese in the kitchen though, was from the big Yellow Box (I am sure it was yellow) to the big green cylinder for anything Italian. By the late 80s to early 90s, I grew up a tad, just in time to see America wake up a little to what was wrong with cheese. The back to the land movement had cracked open the desire to make real cheese again. This has now grown worldwide into an incredible change in what the quality of cheese can be. It was a little slower than good wine and beer, but the appreciation is still growing. This is not to say really great cheeses totally disappeared during this time because I still find the great cheeses of Switzerland, France, and Italy on the small farms that never went away.

For Cheddar, there is some great small scale Cheddar still being produced, and I have been fortunate enough to learn from the best in Britain. Jamie Montgomery and Val Bines have been the heart of Real Cheddar. Today, in America, we have some amazing Cheddar makers as well, with the likes of Mariano Gonzalez in CA, the Roelli and Hooks family in WI, as well as several producers in Vermont.

Cheddar Today

Cheddar today is primarily produced as large block commercial production. The name "cheddar" is not protected by the European Union, so it is produced as Cheddar throughout the world.

However, the use of the name "West Country Farmhouse Cheddar" does have protection. Today Cheddar is made in Australia, Argentina, Belgium, Canada, Ireland, the Netherlands, New Zealand, South Africa, Sweden, Finland and the United States.

  • Australia
    55% of all cheese is cheddar
  • Canadá
    During the mid 19th century, agriculture in Ontario turned from wheat to dairy, and by the beginning of the 20th century, Cheddar cheese became their second largest export after timber. So there is still some good Cheddar produced there, but today most of the great Cheddar comes from Quebec
  • Nueva Zelanda
    Much of the Cheddar cheese in New Zealand is factory produced. While most of it is sold young within the country, some New Zealand Cheddars are shipped to the UK, where the blocks mature for another year or so.
  • Bretaña
    The original Cheddars came from the southern cheese country, today collectively called "West Country Farmhouse Cheddar", and includes the counties of Somerset, Devon, Dorset and Cornwall. All milk for this cheese must be sourced from these countries. In addition The Slow Food Movement has created a Cheddar Presidium, which goes further than the "West Country Farmhouse Cheddar" PDO, and requires that Cheddar cheese be made in Somerset and with traditional methods, such as using raw milk, traditional animal rennet, and a cloth wrapping.


Recetas con queso cheddar

Este clásico queso británico es tan delicioso si se sirve derretido como en trozos en una tabla de quesos con abundante pepinillo y salsa picante.

Sándwich de pan de puerro, queso cheddar y tocino # 038

Elimine las molestas rebanadas de pan y hornee su relleno de queso en su pan, sirva como gajos gruesos

Pastel de queso cheddar y chalota # 038 con masa de semillas de hinojo

Un pastel abundante con una costra de mostaza e hinojo, esto es una pieza central vegetal impresionante para todos los días o entretenimientos.

Calabacín y pan de soda con queso cheddar # 038

Este pan sencillo es fácil de hacer pero de gran sabor y textura, con queso curado, calabacines rallados, avena y tomillo.

Bollos de queso y Marmite # 038

Marmite le da un sabor profundo y sabroso a estos sabrosos bollos de queso cheddar en forma de molinete, perfectos para el té de la tarde o un simple refrigerio.

Rollos de remolacha, tocino y cheddar n. ° 038

Estos panecillos rústicos caseros se sirven mejor calientes con un tazón de sopa humeante.

Scones con queso cheddar y salvia n. ° 038

Asegúrese de usar un queso curado con garra para brillar a través de estos sabrosos bollos hechos con mostaza y suero de leche.

Guiso de tomate y harissa # 038 con albóndigas de queso cheddar

Disfrute de una cazuela vegetariana con algunos sabores picantes del norte de África y abundantes albóndigas de queso

Tartas de queso cheddar crujientes

Esta receta ha sido diseñada para prepararse con anticipación y congelarse: un pastel de lote para toda la familia, con puré de papa con queso encima de brócoli, puerros y apio escondidos.

Sopa de calabacín, papa y queso cheddar # 038

Esta sopa congelable es una forma deliciosa de consumir un exceso de calabacines

Sopa de queso cheddar grueso y apio nabo # 038

Una comida en un tazón: disfrútela con una ensalada de berros valientes y pan integral fresco para hacer el almuerzo perfecto.

Papa nueva, cebolleta y quiche de queso cheddar Montgomery # 038

El chef Tom Kerridge comparte una versión más grande de una deliciosa tartaleta que sirve en su menú de almuerzo en Hand & Flowers en Marlow

Sopa de zanahoria y queso cheddar # 038 con soldados tostados

Una forma inteligente y sabrosa de disfrazar zanahorias para los más pequeños.

Calabacín, papa y pan cheddar # 038

Aproveche al máximo el exceso de su jardín con esta simple idea para transformar las verduras de temporada en algo que a todos les encantará

Bollos de queso cheddar

Fantástico directamente del horno o servido al día siguiente, partido y tostado

Estofado de Somerset con queso cheddar y puré de perejil # 038

Este calentador de invierno familiar está lleno de sabor y bondad. Adáptese a los amantes de la carne añadiendo salchichas

Scones de maíz dulce con queso cheddar y # 038

Los bollos salados son una excelente comida con un plato de sopa o una sabrosa adición al té de la tarde.

Cebolla pegajosa y quiche de queso cheddar # 038

Un estuche de pastelería crujiente y un relleno cremoso recién preparado, el quiche es una buena solución para cualquier dilema de comida, desde cenas, cenas, picnics e incluso el té de la tarde.


Reviews (1322)

Revisión positiva más útil

Revisión crítica más útil

I am rating this recipe on changes made before trying the original. I know, I know, shame on me! I am only doing so as I had items in the fridge that I needed to use up! Based on other reviews, I added the garlic and onion powder, parsley and 1/4 tsp of Old Bay seasoning to the mix. In place of the water, I used buttermilk which makes a more flavorful biscuit. As soon as the biscuits were done, I brushed the butter mixture (plus chives for color) on top of the biscuits and popped them back into the oven for about 2 minutes. Full of flavor, easy to make with ingredients usually found in any cooks kitchen! 5 Stars! Lee mas


Resumen de la receta

  • 2 teaspoons butter or stick margarine, divided
  • Spray para cocinar
  • 2 cups coarsely chopped onion
  • 1 pound ground round
  • ¼ de cucharadita de pimienta negra recién molida
  • ⅛ cucharadita de sal
  • 4 (3/4-ounce) slices 2% reduced-fat processed sharp cheddar cheese
  • 8 (1 1/2-ounce) slices sourdough or white bread

Melt 1 teaspoon butter in a large nonstick skillet coated with cooking spray over medium-high heat. Add onion, and cook for 4 minutes or until golden brown, stirring frequently. Reduce heat cook 10 minutes or until tender, stirring occasionally. Dejar de lado.

Combine beef, pepper, and salt in a medium bowl. Divide the beef mixture into 4 equal portions, shaping each into a 1/4-inch-thick oval patty. Place the patties on a broiler pan coated with cooking spray broil 4 minutes on each side or until done.

Place 1 cheese slice over each of 4 bread slices top each slice with 1 patty and 3 tablespoons onion mixture. Cover with the remaining bread slices. Melt 1/2 teaspoon butter in pan coated with cooking spray over medium heat add 2 sandwiches to pan. Cook for 4 minutes on each side until browned and cheese melts. Repeat the procedure with 1/2 teaspoon butter and the remaining sandwiches.


How to make cheddar bread

  1. Preheat oven to 350F and grease and flour a loaf pan.
  2. Combine flour, baking powder, sugar, kosher salt and garlic powder until blended.
  3. Add cheese and bacon.
  4. Stir in milk, egg and butter until a wet dough forms.
  5. Transfiera a la sartén preparada. Sprinkle with additional cheddar cheese and bacon, if desired.
  6. Hornea 45 minutos.

I make commissions for purchases made through links in this post.


What are Parmesan Crisps?

You’ve probably heard of baked parmesan crisps before. They are basically low carb cheese chips made just with parmesan cheese.

Yes, when you cook little heaps of parmesan in the oven, they turn into these amazing, crispy cheese chips! I have no idea who originally came up with the basic recipe for parmesan crisps, but the idea is genius.

In recent years, keto cheese chips have even become commercially available. This is great as a grab-and-go option, but so far they seem pretty expensive.

Now, it’s up to you to decide if that’s worth it or not. There’s something to be said for convenience, for sure.

But when it’s so eays to make your own keto cheese chips, why not give it a try? I’ll show you how to make parmesan crisps even better…


Baked Cheddar Frittata Recipe

Nothing beats a baked cheddar frittata. This tasty and protein-rich dish is chocked full of flavor, and it&rsquos also rather easy to make. Esta oven baked frittata recipe makes six servings, and it&rsquos a great dish to cook if you&rsquore planning a fun family lunch or a large gathering. It&rsquos packed with protein rich eggs, healthy veggies and lots of tasty Cabot cheddar. After trying this recipe, please make sure to rate and review it. We&rsquod love your feedback!

To assemble this cheddar frittata you&rsquoll need the following ingredients: eight large eggs, milk, salt, ground black pepper, cooked veggies (you can also substitute with cooked potatoes or even cooked pasta) and eight ounces of Cabot Sharp Cheddar (you can also substitute that particular cheese for Cabot Extra Sharp Cheddar, Cabot Pepper Jack, or Cabot Lite50 Sharp Cheddar). Start by preheating your oven to 425°F then, combine your eggs, salt and pepper together. Add your vegetables into a baking dish that you&rsquove brushed with oil, and then pour your eggs on top of that. Bake everything for 20 to 25 minutes. You can serve it immediately, or you let it cool to room temperature. It&rsquos up to you!

If you like this dish, you&rsquoll love our vegetable frittata recipe! Made with our very own Alpine Cheddar, it&rsquos the perfect combination of fluffy eggs and cheesy goodness. Cabot is a cooperative of over 800 farm families, so we understand just how important it is to only serve the best to your loved ones at mealtime. We&rsquore positive that you and your family will love this cheddar frittata, but we&rsquod love to hear your thoughts so please be sure to leave a review!

Ingredientes

Olive oil or nonstick cooking spray
8 huevos grandes
3 cucharadas de leche
& frac12 cucharadita de sal
¼ teaspoon ground black pepper
4 cups diced cooked vegetables and/or cooked potatoes or pasta
8 ounces Cabot Sharp Cheddar, Cabot Extra Sharp Cheddar, Cabot Pepper Jack or Cabot Lite50 Sharp Cheddar (about 2 cups)

¿Interesado en crear esta sabrosa receta?

Obtenga los ingredientes que necesita en una ubicación cercana conveniente.

Direcciones

SITIO rack in upper third of oven and preheat oven to 425°F. Brush 7-by-11-inch or similar 2-quart baking dish with olive oil or coat with nonstick cooking spray.

BATIDOR eggs, milk, salt and pepper until combined and frothy, in bowl.

DISTRIBUTE vegetable mixture evenly in dish. Scatter most of cheese on top, leaving a few tablespoons aside. Pour egg mixture evenly over solids, using a fork to make sure it is mixed in.

HORNEAR frittata for 20 to 25 minutes or until puffed and not runny in center (poke small knife in center to check).

REMOVE from oven and sprinkle with reserved cheese. Cut into pieces and serve immediately, or let cool to room temperature.


Pyramid Dog Treats

“Pyramid dog treats” are homemade dog treats that are made with a silicone “pyramid” baking sheet. While these baking sheets weren’t originally made for dog treats, they’ve become popular among dog lovers.

When you flip over the baking sheet, you can fill it with a range of recipes that will pop out once you’re finished. Some molds can make up to 500 treats in one batch. Along with the basic “pyramid” mold, there are also a lot of fun molds to try. Here are some fun baking sheets to try out from Amazon.

This colorful candy mold sheet will make your homemade dog treats look like gems.

If you’re looking for something a little more traditional, these mini dog bones are perfect for DIY dog treats.

These mini-paw molds are microwave, refrigerator, freezer, and dishwasher safe, and small enough for any breed.

Want to have a lot of fun shapes and sizes? This pack comes with a range of molds including hearts, gummy bears, stars, and shells.


Cheddar Cheese Popcorn Recipe

Cheddar Cheese Popcorn is a great snack when you are in need of a salt fix! It is just like the kind of popcorn you buy in tins at Christmas time. The best part is that this recipe is so very easy to make and just takes a few minutes.

If you love cheese and popcorn, then you will quickly become addicted to this Cheddar Cheese Popcorn recipe. Believe it or not, the secret to cheddar cheese popcorn is to use processed powdered cheese. Real cheese will make oily clumps when melted on the popcorn. Powdered cheese will evenly coat the popcorn kernels better.

  • 12 cups (1 large batch) popped corn*
  • 1/2 cucharadita de sal o al gusto
  • 1 cup Cheddar Cheese Powder**
  • 1 cucharadita de mostaza en polvo
  • 1 teaspoon chili powder or cayenne powder (chili powder will be milder)
  • 1/2 taza de mantequilla

Preheat oven to 250 degrees F.

Popcorn can be air popped to reduce fat or cooked in oil (your choice).If cooked in oil, place the popped popcorn in a paper bag to help drain excess oil. Sprinkle with salt to taste.

In a small bowl, mix together the cheddar cheese powder, mustard powder, and chili powder set aside.

In a small sauce pan or microwave, melt the butter. Pour the melted butter over the popcorn and shake or stir to coat popcorn evenly. Immediately pour the cheese mixture over the buttered popcorn shake or stir to coat evenly.

Pour the Cheddar Cheese Popcorn mixture into a large roasting pan. Place in the preheated oven and bake for approximately 20 to 30 minutes, stirring every 10 to 15 minutes until the popcorn mixture has dried out and the moisture is gone. Remove from oven and serve immediately or let cool completely and store in airtight containers or re-sealable bags.

* Remember to remove any un-popped popcorn kernels.

** Often found in the popcorn section of most grocery stores. If unable to find cheddar cheese powder, purchase boxes of Macaroni and Cheese and use the powdered cheese flavor packets.